miércoles, 2 de marzo de 2016

Supermartes 2016: ganadores y perdedores

RESULTADOS (6AM, a falta de Alaska)
Republicanos
Donald Trump +175 delegados - Victoria en 7 estados
Ted Cruz +89 delegados - Victoria en 2 estados
Marco Rubio +67 delegados - Victoria en 1 estado
John Kasich +17 delegados

Demócratas
Hillary Clinton +417 delegados - Victoria en 7 estados
Bernie Sanders +230 delegados - Victoria en 4 estados

GANADORES

Donald Trump: su victoria es inapelable y contundente. Ha ganado en los estados religiosos del sur, ha ganado en los moderados del este, ha arrasado en número de delegados y es ya el indudable favorito para llevarse la nominación republicana para la presidencia. Hasta su discurso de celebración ha sido bastante más conciliador y "presidencial" que de costumbre. Si mantiene este nivel de resultados durante las 16 citas de las próximas dos semanas, esto se acaba.

Hillary Clinton: si no la puntilla, hoy sí que le ha dado un buen golpe a su rival Bernie Sanders. Ha ganado mucho y ha ganado bien. Ha despejado dudas en un lugar tan izquierdista como Massachusetts, que es además el estado vecino de su rival, y se las ha apañado para llevarse otros que perdió claramente frente a Obama en 2008 como Virginia y Georgia. No es imparable, pero va sin duda en cabeza.

Ted Cruz: se la jugaba y ha sobrevivido. Tenía que ganar su estado natal, Texas, para seguir vivo y además se ha llevado Oklahoma. Estas dos victorias conforman un argumento de peso para convertirse en la alternativa a Donald Trump: él ha ganado tres estados, grandes y pequeños, y Marco Rubio sólo uno. Pero es que además ya le saca una buena ventaja en delegados. Buena noche para él, aunque tiene que demostrar que puede ganar en un estado sin fuerte peso religioso.


PERDEDORES

Marco Rubio: el candidato perfecto sobre el papel está resultando bastante decepcionante en el mundo real. Gusta a la prensa y a sus compañeros del Senado. pero no mucho a los votantes. Por lo menos se ha quitado el sambenito de no haber ganado nunca: su victoria de última hora en Minnesota no arregla pero maquilla una mala noche. No veo a Rubio marchándose antes de que lleguen Florida, Illinois y Ohio el día 15, pero debería ir haciendo planes por si acaso.


Bernie Sanders: ha ganado su estado natal de Vermont, el profundamente republicano Oklahoma, Minnesota y Colorado. No es un completo desastre pero en una carrera con sólo dos candidatos resulta muy insuficiente. Ha perdido los estados grandes como Texas o Virginia y también un gran bastión demócrata como Massachusetts. Sanders genera entusiasmo y dinero pero se va viendo el momento de echarse a un lado y dejar a Hillary Clinton que se pegue con los republicanos.

El establishment republicano: aún cabe pensar en una resurrección de Rubio, pero si esto acaba en un mano a mano entre Trump y Cruz el establishment se las habrá apañado para tener que elegir entre sus dos peores enemigos. Pase lo que pase, el Partido Republicano ha cambiado para siempre y sus líderes en el congreso representan a la parte perdedora. Sólo había que escuchar a Trump hoy sobre el presidente de la Cámara de Representantes "si no trabaja conmigo va a pagar un alto precio".

Chris Christie: su papel de mamporrero y asistente de Donald Trump tal vez le valga la nominación a la vicepresidencia (o tal vez no) pero le está quitando cualquier resto de orgullo. Hasta su lenguaje corporal se resiente cuando habla "su jefe". Hoy seis periódicos de New Jersey han pedido su dimisión como gobernador. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario