miércoles, 16 de marzo de 2016

La gran noche de Donald Trump y Hllary Clinton

Donald Trump sigue avanzando seguro hacia la nominación republicana a la presidencia. Buena noche para él, sobre todo por haberse llevado el gran premio de la noche, Florida, con sus 99 delegados. Con su resultado en el Sunshine State ha forzado la retirada de su rival más talentoso, Marco Rubio, y su ajustadísima victoria en Missouri es un jarro de agua fría para el que le sigue más de cerca, Ted Cruz. En definitiva mucho que celebrar en Camp Trump, que además de sus victorias en Florida, Illinois, North Carolina y Missouri (todo menos Ohio) sale del 15 de marzo aún con una oposición dividida entre Ted Cruz y John Kasich.

Hillary Clinton con sus cinco victorias de cinco posibles, logra que la posibilidad de ver a Bernie Sanders de presidente sea más bien una utopía. En particular su victoria incontestable en Ohio, donde el voto obrero blanco es fundamental, demuestra que sus supuestos problemas para convencer a este grupo estaban exagerados. Si a esto le añades otras victorias sólidas en Florida y North Carolina, y llevarse por los pelos Illinois y Missouri, se ve que hoy Clinton ha dado un paso de gigante hacia la presidencia.

John Kasich se la jugaba a vida o muerte en su estado y ha logrado vencer a Donald Trump. Con los delegados de Ohio bajo el brazo, cogerá aire y atención como para seguir adelante y si se llega a la convención sin mayorías claras, ¿quién sabe? La retirada de Marco Rubio le beneficia directamente y la batalla no ha terminado, es difícil que se lleve la nominación pero puede tener mucho que decir en quién se la lleva.

Marco Rubio también se la jugaba, pero ha perdido. Donald Trump le ha vencido en su estado natal de Florida y por un amplio margen. Su única salida digna era la retirada y eso ha hecho. Su discurso de despedida ha sido moderado, elegante e inspirador. Las mismas cualidades que tenía Rubio pero que han chocado de frente con unos votantes republicanos más interesados en el odio, el miedo y el resentimiento. Él mismo lo ha dicho: "no es año para una visión de América optimista y esperanzada".

No hay comentarios:

Publicar un comentario