lunes, 29 de febrero de 2016

Mañana, Supermartes: 5 cosas que deberías saber

¿Con ganas de trasnochar mañana para seguir el Supermartes? Estaré comentando la jugada en twitter. Deberíamos empezar a tener bastantes resultados a las 2am hora peninsular española.

¿Qué es el Supermartes?
Mañana se celebran primarias o caucuses en 16 estados y territorios. Van cambiando cada año, pero tradicionalmente el Supermartes es el momento en que empieza a verse quién se llevará la nominación de cada partido. Las cuatro primeras citas electorales sirven para reducir el número de candidatos, pero en el Supermartes ya se crean las diferencias que acaban por decidir el ganador de las primarias.

¿Por qué es tan importante?
Porque se reparten muchos delegados. Mañana se eligen más o menos la mitad de los necesarios para tener la mayoría en la convención nacional, es decir: para ganar. Un candidato que cosecha un verdadero desastre en el Supermartes suele verse sin posibilidades matemáticas para alcanzar la nominación. Además afecta al dinero: nadie dona a un candidato que seguro va a perder.

¿Dónde está la batalla republicana?
Donald Trump está muy arriba en las encuestas y mañana puede dar un paso de gigante. Si se confirma que gana en estados profundamente conservadores como Tennesee o Alabama demostrará que, en contra de lo que siempre se ha pensado, la derecha religiosa no tiene ningún problema con e´l. Ted Cruz necesita ganar al menos en su estado, Texas, para mantenerse como candidato viable. Marco Rubio debe consolidarse como la única opción contra Trump y eso pasa por quedar segundo en casi todos sitios para llegar fuerte a su verdadera bola de partido, las primarias del 15 de marzo en Florida, Illinois y Ohio que de verdad le van bien. Dado que aún no ha ganado un sólo estado, mejor aún si se anota al menos una victoria. Podría ser en Minnesota.

¿Dónde está la batalla demócrata?
Para Bernie Sanders la mera supervivencia es el reto, aunque no estaría de más alguna muestra de que puede hacerse con apoyos entre los votantes que no son blancos. Tras su victoria aplastante en South Carolina, Hillary Clinton tiene mucho a favor para dejar la cosa vista para sentencia mañana. No estaría mal que mostrara algo de fortaleza en estados fuertemente demócratas como Massachussetts y que lo hiciera algo mejor con los votantes jóvenes, pero es verdaderamente difícil que no pueda considerar la noche de mañana una victoria.

¿Acaba la cosa mañana?
Entre los republicanos, es casi seguro que no. Por muy bien que se le de a Donald Trump, es poco probable que no quede al menos un candidato con posibilidades reales de quitarle la nominación. Entre los demócratas, puede que Bernie Sanders quede herido de muerte pero con tanto dinero como tiene en la cuenta, seguro que resiste al menos hasta mediados de marzo cuando la cosa debería estar ya decidida del todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario