viernes, 11 de diciembre de 2015

Las primarias de EEUU 'for dummies'

Vamos a ver si conseguimos explicar esto de manera sencillita. Desde hace más de 150 años, nadie que no fuera republicano o demócrata ha ocupado la Casa Blanca. Por eso un candidato necesita, antes de competir en la elección general, asegurarse antes la nominación presidencial de uno de los dos grandes partidos.

¿Quién nombra a los candidatos?
Quien entrega a alguien la "nominación" (quien le nombra candidato oficial del partido) es la Convención Nacional Demócrata o la Convención Nacional Republicana. Se celebran tradicionalmente en verano y en ella los delegados venidos de cada estado votan por su candidato favorito. Hasta los años 50 era bastante habitual que los mandamases del partido se reunieran en las convenciones y decidieran el nombre del candidato sin tener en cuenta a los votantes. Sin embargo, de un tiempo a esta parte, los delegados son elegidos en primarias y caucus como representantes del candidato más votado y se comprometen a votar por él o ella. En la práctica, el candidato que ha ganado más apoyos durante las primarias es quien se lleva la nominación.

En el caso de las primarias republicanas la decisión pertenece a 2.470 delegados, lo que quiere decir que quien consiga el apoyo de 1.236 se hace con la nominación. Hace décadas que la votación en sí no tiene la menor emoción, pues todo queda decidido meses antes. Los delegados tienen también la potestad de nombrar al candidato a vicepresidente pero igualmente, hace muchos años que se pliegan a la voluntad del candidato ganador y que las convenciones nacionales son largos mítines bien coreagrafiados sin ninguna actividad real. Lo sé porque estuve en una jeje. En 2016 la demócrata se celebrará en Philadelphia, Pennsylvania y la republicana en Cleveland, Ohio.

¿Cuántos delegados tiene cada estado?
Cada estado tiene unos delegados "natos" conocidos como "superdelegados" que son los jefes estatales del partido y sus cargos públicos más importantes como gobernadores, congresistas o senadores. Sin embargo son pocos, la inmensa mayoría de los delegados son elegidos en primarias o caucuses. El peso que cada estado tiene en la convención depende de su tamaño y principalmente de cuánto contribuyó a al resultado del partido en la última elección presidencial.

Algunos estados obligan por ley a los delegados a dar su apoyo en la convención al candidato en favor del cual fueron elegidos, aunque formalmente pueden hacer lo que quieran. En el extraño caso de que ningún candidato lograra la mayoría en la primera votación, la mayoría quedarían libres para apoyar a quién mejor les pareciera a partir de ahí.

¿Y cómo se eligen esos delegados?
Cada estado decide libremente cómo hacerlo. Las dos fórmulas de consenso son primarias y caucuses. Las primarias son elecciones al uso en las que los votantes pueden elegir a su candidato favorito mientras que los caucuses son asambleas de votantes en las que estos se agrupan entorno a los representantes de su candidato. Normalmente se va eliminando al candidato con menos apoyo y se permite a sus partidarios sumarse a otro si así lo desean, hasta que aparece un ganador. Al ser un proceso más pesado, los caucuses suelen beneficiar a las campañas mejor organizadas. Entre los demócratas, 13 estados han decidido celebrar caucuses en vez de primarias.

Los estados también deciden quién puede votar. En algunos se restringe la participación a los votantes registrados como del partido que las celebra, pero en otros pueden votar independientes o incluso los registrados como partidarios del rival. Del mismo modo, deciden el reparto de los delegados. Unos estados optan por otorgar todos los delegados del estado al ganador mientras que otros hacen un reparto proporcional.

¿Por qué oigo tanto hablar de Iowa y New Hampshire?
Porque son los primeros y los más importantes. Iowa es el primer caucus  y New Hampshire la primera primaria están previstas este año para el 1 y el 9 de febrero respectivamente. Por ley, ambos estados se aseguran de ser los primeros, pero es que además los partidos han consagrado la tradición de que sea así y penalizan a cualquier otro que trate de adelantar su primaria. ¿Por qué? Pues porque son estados pequeños donde los candidatos menos conocidos pueden lograr buen resultado con menos dinero. En teoría es un factor de equilibrio que obliga a los candidatos a "currárselo" y ganarse a los votantes en la calle y puerta a puerta, disminuyendo la ventaja que puedan tener las grandes figuras nacionales mejor conocidas.

El peso de los dos estados en delegados es pequeño porque no tienen mucha población, pero el impacto mediático de ganar allí es inmenso y asegura dinero y publicidad para el candidato que lo logra. También es un test: un candidato incapaz de ganar ninguno de los dos es probable que se retire inmediatamente. El sistema ha recibido críticas porque tanto Iowa como New Hampshire son el mismo tipo de estado extremadamente blanco y protestante, y muchos piensan que su exagerado protagonismo produce candidatos menos diversos. Es en parte por eso que los estados que van inmediatamente después son South Carolina (afroamericanos demócratas y sureños republicanos) y Nevada (hispanos).

¿Qué es el 'Supermartes'?
Es el día en que se acumulan más primarias y caucuses, y por lo tanto se reparten más delegados. Es así porque es la primera fecha disponible después de los cuatro primeros estados, es decir, lo más temprano que un estado puede celebrar su primaria sin ser penalizado por el partido. En 2016 será el 21 de marzo y votarán 13 estados repartiendo 526 delegados, lo que significa que ese día quedarán asignados ya más de la mitad del total.

Es un buen momento para que una campaña fuerte logre consolidar su posición y también para que el establishment haga sentir su peso. Favorece a los candidatos con más dinero porque hace falta mucha infraestructura e inversión en televisión para competir en tantos estados a la vez. Debería ser el principio del fin de las primarias.

¿Es fijo el calendario ?
No, varios estados están en proceso de legislar sobre el calendario de sus primarias y sus caucus. Lo normal es que las fechas de los cuatro primeros cambien poco pero a partir de ahí todo es posible.

¿Cuándo sabremos quiénes son los ganadores?
Lo normal es que alguno o alguna de los candidatos se haya hecho con la mayoría de los delegados para el mes de abril o mayo, pero tal cual anda la cosa no se puede descartar que haya retrasos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario