domingo, 18 de enero de 2015

Los hispanos siguen siendo irrelevantes para los republicanos

En 2008 Obama se hizo con el voto de dos de cada tres hispanos y en 2012 el presidente aumentó aún más su ventaja, llevándose más del 70%. En esas elecciones los hispanos formaron un 10% del electorado y resultaron particularmente decisivos en estados claves como Florida o Colorado. Tras aquel segundo vapuleo presidencial, el propio partido republicano hizo un doloroso examen de conciencia sobre lo mal que lo había hecho con los hispanos.

El papel lo aguanta todo y en papel se quedaron las buenas intenciones. No han podido o no han sabido acercarse a los hispanos y la posición del ala dura contra cualquier tipo de reforma a favor de los inmigrantes ilegales no facilita las cosas. Pero luego está el tema de los símbolos, los mensajes, los gestos.

Una vez más, el partido republicano ha excluido a Univision de sus debates de primarias. De los 12 debates, ninguno se celebrará en la cadena que llega al 96% de los 12 millones de hogares hispanos. Puedo imaginar la lógica del argumento republicano: no hay muchos votantes de primarias republicanas en la audiencia. Sin embargo pierden otra vez la oportunidad de hacer un gesto. A los demócratas no se les pasa nunca: ya tuvieron debate en Univision en 2008.

No hay comentarios:

Publicar un comentario