miércoles, 11 de junio de 2014

La resurrección del 'Tea Party'

Nadie se lo vio venir y él menos que nadie: Eric Cantor, el segundo republicano más poderoso del país, ha perdido su propia primaria. A él, que es bien conservador, le ha vencido un ultraconservador. No uno cualquiera, sino uno al que las últimas encuestas pronosticaban una derrota por 30 puntos y que ha gastado 40 veces menos que él en la campaña. Una gesta formidable la de este tipo llamado  terremoto en toda regla, lo más bonito de la política.

Los del Tea Party se relamen satisfechos tras cobrarse una pieza de caza mayor. Ahora da igual que hayan fracasado con sus objetivos principales y que no le hubieran hecho mucho caso es esta elección; como a cualquier ejército rebelde les sobra con una victoria para demostrar que el rey está desnudo.  Y si encima,  como es el caso, se trata de la primera vez en la historia que un 'líder de la mayoría' pierde en primarias, más todavía.

La derrota de Cantor manda un mensaje sombrío al país. Si un tipo tan a la derecha como él no está lo suficientemente a la derecha como para sobrevivir en el partido republicano, entonces el partido tiene un problema. El extremismo del Tea Party que tantos daban por enterrado está bien vivo y saludable. Los dos repasos que han recibido en las últimas presidenciales no han llevado a los republicanos hacia el centro.

La peor noticia sea tal vez para la reforma migratoria, en la que Cantor se mantenía en un complicado medio camino por el que ha sido muy criticado en la campaña. Aunque otros republicanos partidarios de la reforma han sobrevivido a los ataques del Tea Party esta noche, es difícil no prever que algunos no vayan a poner sus barbas a remojar tras el afeitado de Cantor esta noche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario