miércoles, 28 de agosto de 2013

No mascotas, no parejas. O la aventura de buscar casa en Nueva York

Uno de estos carteles nunca lo encontraréis en Nueva York porque no da tiempo a ponerlos. Los pisos duran un par de días en alquiler, o incluso horas. Conseguir piso está difícil y hasta para un simple dormitorio hay que pasar todo un examen en el que además las parejas somos los nuevos parias. Nadie nos quiere: da igual que la habitación tenga baño propio o que adelantes que quieres pagar los gastos comunes como dos personas, no como una. Nada. Entiendo que vivir con una pareja entraña riesgos como verte envuelto en incómodas discusiones de sofá pero, ¿tanto como para ponerlo por delante? La famosa Craiglist donde todos buscamos piso tiene un aviso permanente sobre la ilegalidad de discriminar por género, raza, religión, orientación sexual... pero de lo nuestro no dice nada.

Y si esto no fuera bastante, luego está el tema de que soy un inmigrante sin referencias. Como no estoy aquí para trabajar, no tengo número de la seguridad social, y si no lo tengo quiere decir que no pueden ver mi historial de crédito y saber si soy buen pagador. Y aunque lo tuviera, como acabo de llegar y no he pedido créditos aquí ni nada parecido, mi historial de crédito estaría en blanco... Lo cual nos deja en otras dos soluciones: o tienes un avalista estadounidense o te piden, con una gran sonrisa, la renta del año completo antes de entrar en el piso.

Hasta aquí las trabas, pero hablemos también de los precios. Un estudio en Midtown, esa Nueva York que ves en las películas, cuesta alrededor de 2300$. Ese es el precio por una casa de una sola habitación en la que cocinas en el mismo lugar que duermes. Dentro de la isla de Manhattan, la única opción razonable si no quieres compartir habitación sería Harlem, que aún tiene alguna cosa barata aunque sobre todo la zona Este todavía tiene mucha criminalidad. Sin embargo yo siempre recomendaría las afueras: Brooklyn cada vez más caro, pero muy agradable, y los barrios de Queens más cercanos al río donde se vive francamente bien. Y ahí, amigos, es donde voy a vivir... Os merecéis la primicia por haber sido tan sido tan majos de leer hasta la última línea.

(1) Ahora por fin puedo dejarlo, porque la retahíla de quejas que acabáis de leer son la conversación omnipresente en todos los recién llegados. En una fiesta de inicio de curso sólo se habla de square feet, utilities, conmute y otros aspectos del real estate.
(2)  Pero supongo que la moraleja es que al final, algo encuentras. Aparece ese casero que se apiada, medianamente, de ti.

1 comentario:

  1. Todo Comienzo es dificil, yo que te lo digo, te deseo mucha suerte en este pais

    La percepcion de mucha gente acerca de zonas de New York como Harlem, Queens, Brooklyn... es de zonas con altos niveles de criminalidad y pobreza, basura, poblacion compuesta casi en su totalidad por minorias, etc. Pero ya he escuchado de mucha gente que me ha dicho que la realidad actualmente es distinta en esas zonas

    Quisiera saber tu opinion sobre la Crisis en Siria, el papel de EEUU a punto de iniciar una invasion, y que efectos eso tiene a lo interno

    ResponderEliminar